«En esta campaña aportamos humildemente un voto sin miedo y sin tutelas como fuerza política netamente andaluza», ha defendido Teresa Rodríguez, candidata a la Presidencia por Adelante Andalucía, durante el penúltimo día de campaña en Écija.

«¿Qué habría sido de esta campaña, y en particular en los debates, si como querían no hubiéramos estado ahí? ¿Si hubiéramos dejado pasar determinados mensajes de la extrema derecha sin ninguna respuesta por parte de las izquierdas?». Rodríguez ha recordado que «hemos sido la única fuerza política capaz de plantarle cara la extrema derecha sin ningún miedo, sin esconder la cara detrás de las manos».

La candidata de Adelante Andalucía también ha valorado que «hemos sido la única izquierda que crece en campaña», refiriéndose a las previsiones iniciales de las encuestas que daban a la formación 0/1 escaños y que ahora se sitúan hasta los 6.

En referencia a la idea de la disputa del voto entre las izquierdas, Rodríguez ha aclarado que, en realidad, «nos estamos jugando los últimos escaños con las derechas, con el PP y con Vox, tanto en Córdoba como en Granada, como el segundo por Sevilla y para nosotros va a ser un esfuerzo importante pedirle a la izquierda que miren a Adelante Andalucía, si además quieren un voto andalucista».

Al respecto Rodríguez ha reiterado que «nuestros votos no cotizan en Madrid y no van a valer para engordar ningún granero de ningún partido centralista, sino que van a valer para exigir justicia para Andalucía, inversiones infraestructuras, industria y, en definitiva, un futuro para nuestros hijos y nietos».

Iberdrola y Macarena Olona

Durante la atención a medios, Teresa Rodríguez ha ironizado refiriéndose a Macarena Olona: «la felicitamos porque hoy han aumentado sus beneficios como accionista de Iberdrola, pero recordamos que hoy también es un mal día para andaluces y andaluzas porque tenemos que seguir soportando precios inasumibles en la factura de la luz». Por la contra, ha defendido que «nosotras apostamos por el autoconsumo, por garantizar precios reducir las ganancias del oligopolio eléctrico, que ya está bien, y por hacer de los suministros básicos un derecho para los andaluces y andaluzas».

Deja un comentario