Elecciones Andalucía

Enandaluz.es ofrece en abierto las entrevistas a los candidatos al Parlamento de Andalucía. Para que siga habiendo contenidos de calidad necesitamos que te hagas socio/a de enandaluz.es

Esperanza Gómez es profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla. En 2015 se involucró en la política activa como diputada autonómica de Podemos y como senadora después. En 2019 dejó el escaño para liderar Más País Andalucía.

Este partido también formó parte de la coalición Andaluces Levantaos en sus inicios, aunque finalmente se ha integrado en Por Andalucía para concurrir a las elecciones andaluzas. Gómez encabeza la lista por Sevilla.

– Una trayectoria corta, pero intensa.

La verdad es que sí. Han ocurrido muchas cosas en política. Todo se mueve mucho y hay que adaptarse a las circunstancias. Cuando uno lo que quiere es defender los intereses de los andaluces y las andaluzas hay que hacerlo de la mejor manera posible y en el sitio que se considera mejor.

– ¿Cómo avanza la campaña? Ya estamos en el ecuador.

Avanza bien, porque en un primer momento parecía que había poco ambiente. Estaba claro además que a Moreno Bonilla no le interesaba. Creo que a él se le está haciendo larga. Sin embargo, nosotros vemos que empieza a haber movilización por parte del electorado progresista, que es el mayoritario en Andalucía, así que estoy contenta.

– ¿Cuál es el principal problema que ven en Andalucía y cómo pretenden solucionarlo?

El principal problema se puede simplificar diciendo que este gobierno está gobernando únicamente para una minoría. Cuando habla de que ha bajado impuestos, lo ha hecho a las personas que heredan más de un millón de euros. Me gustaría saber cuántas personas en Andalucía tienen expectativas reales de heredar un millón de euros. Para esas personas gobierna Moreno Bonilla. Lo que hay que hacer es un proyecto de gobierno para la mayoría social.

– En política fiscal, ¿qué propone Por Andalucía?

Creemos que hay que redistribuir, porque al final son las grandes empresas y fortunas las que menos pagan. Lo que les pedimos es que paguen en la misma proporción que pagamos todos los trabajadores que tenemos una nómina. No puede ser que pague más un trabajador por cuenta ajena que un empresario que tiene una gran empresa e ingentes beneficios, porque al final hay deducciones del impuesto. Hay que redistribuir la carga.

Las grandes empresas y que tienen ingentes beneficios pagan menos que un trabajador por cuenta ajena. Hay que redistribuir la carga.

Esperanza Gómez

– Yolanda Díaz anunció un plan de empleo para Andalucía de 50 millones de euros a las puertas de la campaña. ¿Cree que es suficiente cuando hay municipios andaluces que están encabezando los rankings de pobreza y de menos renta?

El problema de empleo en Andalucía es tan grande y está tan enquistado que ese plan de empleo, que nos parece magnífico y necesario para salir adelante, no sería la única medida. Hace falta conocer cuál es la situación andaluza y una transición ecológica buscando nichos de empleo verdes. Nos parece que la única forma de alcanzar justicia social es a través de la revolución ecológica. Hace falta modificar todo nuestro sistema productivo y llevarlo hacia otros nichos. No todo puede ser ladrillo y poner cañas. Hace falta emplearse en otras cosas.

– En Andalucía, que depende en gran medida del turismo, falta personal cualificado. ¿Qué proponéis en cuanto a formación para los jóvenes andaluces?

A nosotros el turismo nos parece que es un sector muy relevante de la economía. De hecho, en la provincia más del 77% de la actividad económica es en el sector servicios. Los jóvenes se ven obligados a emplearse en algunos puestos de trabajo que no están bien remunerados. Son trabajos precarios.

Lo que hace falta es potenciar la formación profesional pública. Ahora mismo faltan 45.000 plazas que se han contratado con la concertada. Queremos centros de formación profesional pública que imparta directamente la administración y que vayan orientándose hacia esos nuevos nichos de mercado que necesitamos: instalaciones de placas solares, construir bienes de equipo, etcétera.

– Está ardiendo Sierra Bermeja después de lo que ocurrió el año pasado. ¿Qué propone o cuál es el compromiso de Por Andalucía en política medioambiental y forestal?

Los profesionales siempre te dicen que los incendios se apagan en invierno. Una vez que con estas temperaturas se ha desatado un incendio como el de Sierra Bermeja es una situación difícil de contener. Después de lo que pasó el año pasado no se ha dedicado dinero ni recursos a limpiar el monte en invierno. Hacen falta cortafuegos y una labor de mantenimiento que no se puede hacer en julio. Tenemos, además, a los trabajadores del Infoca en las puertas de San Telmo pidiendo mejores condiciones, porque cuando pasa la época de incendios se les despide. El gobierno de Moreno Bonilla no ha hecho nada para luchar contra el cambio climático.

«Cuando hay una situación de paro como la que nosotros tenemos, a la gente hay que darle alternativas»

Esperanza Gómez

– Para llegar a nuestra redacción por la A-92 seguro que ha visto la cementera junto al núcleo urbano, al igual que en Huelva tienen los fosfoyesos y Nerva el vertedero. ¿Qué le parece esta situación en muchos municipios andaluces?

Son situaciones lamentables. No podemos consentir ser el vertedero de Europa. Esa decisión no se ha tomado pensando en los andaluces. Además de contaminar, los que se están quedando con el beneficio económico son unos pocos. Cuando hay una situación de paro a la gente hay que darle alternativas. No basta con decir que vamos a cerrar las industrias contaminantes. Hay que poner sobre la mesa alternativas que sean respetuosas con el medio ambiente, pero sobre todo que generen empleo y riqueza.

– ¿Contempla el programa de Por Andalucía alguna de estas alternativas?

Hace falta crear industria verde. Que en todos los edificios públicos que tengan azoteas o tejados tengan instaladas placas fotovoltaicas. Esto tiene que favorecer que las industrias que provean esos componentes estén en Andalucía, y eso se hace con una política decida por parte de la administración que tiene que establecer una línea de ayudas para que haya empresas que sepan que se pueden instalar aquí porque generarían riqueza. Imaginaos la huella ecológica de traer placas solares de China. Eso no se hace de un día para otro. Hace falta voluntad política para hacerlo. La transición ecológica es un gran plan de empleo. Siendo la comunidad autónoma con más sol de toda Europa, es increíble que no estemos produciendo energía que nos permitiría, como mínimo, reducir a la mitad la factura de la luz de los hogares en un sitio con tanta pobreza como Andalucía. Para la industria el coste de producción sería barato y eso le permitiría competir en mercados internacionales.

«La transición ecológica es un gran plan de empleo»

Esperanza Gómez

– ¿Qué oportunidades aún no se han explotado en Andalucía?

Siempre se pone el ejemplo del aceite de oliva. Es muy fuerte que acabemos tomando aceite de oliva de Andalucía envasado por empresas italianas que se quedan, además, con todo el valor añadido cuando en realidad no han hecho nada. Tenemos que seguir trabajando para que los productores andaluces no solo vendan directamente sin la intermediación de las distribuidoras.

– Inmaculada Nieto, candidata de Por Andalucía en el debate de Televisión Española, mencionó el adjetivo andalucista para definir la candidatura. ¿Se consideran una candidatura andalucista a pesar de los vínculos con partidos y líderes de Madrid?

Para nosotros, en el caso de Más País Andalucía y Por Andalucía, el hecho de tener aliados en otras partes del territorio es lo más andalucista que se puede hacer. ¿Quién ha dicho que para ser andalucista tengas que ser una formación aislada en el universo y no tener vínculos con nadie? ¿Alguien me puede decir para qué sirve eso para el bien de los andaluces?

Somos una candidatura andalucista porque somos conscientes de que los males que nos aquejan han sido por decisiones que se han tomado expresamente. Es decir, alguien ha decidido que en Andalucía se tiene que producir en el campo y comprar barato o que los productos se elaboren en otro sitio. Alguien ha decidido que aquí pueden llegar productos, con un impacto ecológico enorme, porque vienen de muy lejos y, encima, son más baratos que los productos que aquí se consumen. O alguien ha pensado que nosotros nos conformamos con ser el gran balneario de toda Europa y que nosotros solo estamos obligados o destinados a poner cañas baratas, y eso no es así.

Nosotros sí creemos en Andalucía y además lo hacemos desde aquí. El tener vínculos con otras organizaciones a nivel federal o de otros territorios tiene que ser visto como un punto fuerte, no como una debilidad. Somos andalucistas.

«Tener aliados en otras partes del territorio es lo más andalucista que se puede hacer»

Esperanza Gómez

– ¿Qué le motivó a dejar Andaluces Levantaos y dar el salto a Por Andalucía? ¿Pudo influir las probabilidades de representación en el Parlamento?

Fue la convicción de que vivimos en un momento casi de emergencia. Para las personas que consideramos que los derechos fundamentales tienen que ser de todos, que creemos en la igualdad entre hombres y mujeres, que no nos gusta que se pueda incitar a la violencia hacia colectivos como el LGTBI+, en un momento que me atrevería a equiparar en importancia con la Transición, porque estamos a punto de involucionar y dar pasos atrás.

Necesitamos aunar fuerzas para conseguir la máxima representación posible. Porque esos escaños se los estamos quitando a la ultraderecha. Andaluces Levantaos es una opción que a mí me sigue gustando y me hubiera gustado que se integrara de lleno en Por Andalucía. Hubo la decisión, por parte de una de las tres fuerzas políticas, de no hacerlo, y lo respetamos. Pero nos parece que estamos en una situación en la que lo más importante es pensar en lo que nos une y no en lo que nos separa.

Y eso pasa por dejar de lado las diferencias y hacer lo que la gente de la calle nos estaba pidiendo, que era unirnos. Porque la tan manida idea de la división de la izquierda podía dejar, primero, a mucha gente en su casa y segundo, darle unos escaños inmerecidos al Partido Popular y a la ultra derecha que están desmantelando nuestros servicios públicos.

Esperanza Gómez durante su entrevista con enandaluz.es

– ¿Cree que la división de la izquierda le está poniendo en bandeja al gobierno a PP y Vox?

En un momento como este, y dando por hecho que cada organización tiene el derecho a tomar sus decisiones y a presentarse por separado si quiere, a mí no me gusta hablar de que Por Andalucía es una candidatura de unidad. Prefiero decir que es un lugar de encuentro. Un proyecto que quiere asentarse en el tiempo y concurrir luego a las generales teniendo muy claro que la justicia social, el feminismo, la transición ecológica y la realidad democrática son un punto de encuentro. Y tenemos diferencias. Pero esas diferencias las vamos a solventar dialogando.

– Después de todo el lío a la hora de la inscripción de la coalición, a los periodistas no nos quedó claro cuál fue el acuerdo posterior para que se integrara Podemos aunque no aparezca en la coalición.

El acuerdo es muy fácil. Reconocer que, como había voluntad política de unirse, como la idea es sumar y como sabemos que juntos somos más fuertes y podemos hacer más por los andaluces, a pesar de que jurídicamente hay dos formaciones que no están dentro de la coalición, las que sí lo estábamos consideramos que el acuerdo político prevalece, y en la coalición somos seis, aunque llegáramos cuatro.

– ¿Está convencida de que, si la legislatura dura cuatro años, en la coalición no va a haber problemas? ¿Está cohesionada la coalición?

Claro que sí.

– ¿Por qué se recurrió la presencia de Adelante Andalucía en los debates? Es algo que, en en sectores de la izquierda no se entendió muy bien.

Fue una decisión de Canal Sur que en principio no parecía seguir los precedentes anteriores. Ya que los profesionales de Canal Sur han denunciado cierta manipulación informativa, decidimos pedir a la Junta Electoral que diera su criterio. Lo dio y lo asumimos. Nosotros podríamos haber recurrido y sin embargo decidimos no hacerlo porque una vez que se había pronunciado nos pareció bien, pero nosotros queríamos que la Junta Electoral, con un criterio jurídico, fuera la que lo determinara, y así lo hizo.

– ¿Estaba usted de acuerdo con el recurso, aunque fuera la decisión unánime de la coalición?

Una vez que la decisión se toma en el seno de una coalición lo que piensa cada uno de los integrantes da igual. La democracia funciona así, nosotros así lo hacemos. Da igual lo que pensara porque yo creo que se tomó una buena decisión y nos vincula a todos los que estamos dentro de la coalición.

«No me gusta hablar de que Por Andalucía es una candidatura de unidad. Prefiero decir que es un lugar de encuentro»

Esperanza Gómez

– Has comentado que la coalición quiere presentarte a las generales, imagino que, integrada en el proyecto de Yolanda Díaz, pero, de cara a las municipales, para las que apenas queda un año, ¿tenéis alguna idea?

Ahora vamos a esperar al 20J, pero es verdad que el 21 o el 22 nos tendremos que sentar a hablar de esto porque es verdad que queda poco. Pero esto que nosotros hacemos, lo que hemos conseguido, es verdad que con esfuerzo que no ha sido fácil, no es simplemente un acuerdo electoral para burlar los problemas del sistema electoral y cómo castiga la división, sino que pretendemos crear un proyecto de futuro y duradero en el tiempo y es verdad que está ahí Yolanda Díaz con su proyecto, y también está el paraguas de Más País, que va en la misma línea. Estamos convencidos de que se podrá hacer algo para las municipales y luego para las generales.

– Inmaculada Nieto fue la primera que abrió la posibilidad de una abstención para que no entre a gobernar Vox en Andalucía. ¿Cuál es la posición, en este caso, suya como candidata por Sevilla y del partido?

Lo que dijo Inmaculada Nieto, con lo que coincido plenamente, es algo lo suficientemente serio como para pensarlo. Antes de saber los resultados electorales decir un sí o un no a determinadas cuestiones es un poco lanzarte pensando más en el voto.

Ella fue muy honesta y dijo que habría que darle una pensada. Yo voy a repetir lo mismo. A eso hay que darle una pensada, pero también le digo que en este momento no vamos a anticipar un escenario que además nosotros no queremos que ocurra y que estamos haciendo todo lo posible porque no pase, que es que haya una eventual mayoría del Partido Popular con Vox para gobernar.

Nos estamos dejando la piel para que eso no suceda y yo no voy a anticiparme. Lo que tenemos que conseguir es que eso no pase. Y eso se consigue primero votando, porque estamos convencidas que hay una mayoría progresista en Andalucía, que es una mayoría que quiere ambulatorios abiertos, que no quiere una lista de espera de dos años, que no quiere pagarse un seguro privado o tener que pagarse el psicólogo y que no quiere que los colegios públicos se conviertan en guetos para niños que vienen de fuera o para gente que no tiene otra posibilidad. Por eso vamos a pelear hasta el 19J.

– ¿Cuáles serían las condiciones para las que la coalición de izquierdas no puede renunciar para dar un apoyo tanto a izquierda como a derecha?

No nos hemos sentado a hablarlo, pero por responsabilidad. Todo eso depende del resultado global y de las distintas fuerzas. Me va a permitir que no me adelante a esto. Lo que sí le digo que, si en nuestras manos está que no haya un gobierno de la derecha, lo haremos. Siempre apoyaríamos un gobierno progresista. Voy a decir progresista, aunque sea del PSOE. Hay muchas opciones para ello.

Francisco Amador

Francisco Amador

Licenciado en Periodismo. Actualmente en Sevilla Actualidad y La Voz de Alcalá. Antes en Localia TV y El Correo de Andalucía.

Deja un comentario