El 4 de diciembre de 1977 es una fecha histórica para Andalucía. Fue la cuarta región española que, tras la restauración de la democracia, obtuvo el reconocimiento de su identidad histórica y el derecho al autogobierno. De acuerdo con la exigencia manifestada por el pueblo andaluz en el referéndum del 28 de Febrero de 1980, Andalucía dispone de amplios poderes legislativos, ejecutivos y judiciales. Estas competencias, recogidas por el primer Estatuto de Autonomía de 1981, fueron reforzadas y ampliadas en el nuevo texto aprobado el 18 de febrero de 2007. La evolución del autogobierno andaluz arranca en junio de 1977, con las primeras elecciones democráticas celebradas tras la muerte del dictador Francisco Franco. En octubre, los diputados y senadores elegidos constituyen la Asamblea de Parlamentarios Andaluces, que se marca como primer objetivo lograr el reconocimiento de la autonomía plena.

El trabajo de los representantes políticos se ve respaldado y empujado por una creciente movilización popular, motivada por el ansia de progreso del pueblo andaluz que no estaba dispuesto a seguir siendo marginado y discriminado.

CONTENIDO PARA SOCIOS

Puedes hacerte socio o registrarte gratis desde aquí.

Si ya eres socio o estás registrado inicia sesión