El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha declarado que el indulto a José Antonio Griñán «podría dañar la imagen y credibilidad de la Justicia». El presidente muestra así su negatividad ante el indulto del ex presidente de la Junta condenado a seis años de cárcel.

Moreno ha mantenido este miércoles una entrevista con Onda Cero en la que ha comentado que las leyes «hay que cumplirlas y la Justicia tiene que ser respetada», aún sintiendo que, desde el punto de humano, no desea que nadie de avanzada edad, como en el caso de Griñán, tenga que ingresar en prisión.

La petición de indulto a Griñán nace desde su familia y lo hace desde un punto de vista humanitario, pues el ex político socialista tiene 76 años. Moreno declara que con un posible indulto, «estéticamente, se estaría mandando un mensaje a la sociedad muy complicado, que daña la imagen y credibilidad de la justicia, ya que cuando hay sentencias firmes, son sentencias firmes».

Este indulto ya ha sido firmado por exdirigentes del Partido Socialista como José Luís Rodríguez Zapatero, Felipe González o Alfonso Guerra. Además, también ha sido firmado por Susana Díaz, que indica que «Pepe es un hombre honesto, honrado, hay argumentos de sobra para justificar el indulto».

Juan Espadas ha sido uno de los socialistas que no lo ha firmado acogiéndose al artículo 8.1 del Código Ético de su partido, que reza que que los cargos públicos del PSOE no apoyarán el indulto a otros cargos públicos por delitos ligados a la corrupción.

«Autoindulto» al PSOE

El senador del PP por Jaén, Javier Márquez, ha asegurado este miércoles en el Pleno del Senado, en el debate de una moción consecuencia de interpelación sobre los indultos, que «la honorabilidad a proteger no es la de Chaves y Griñán, sencillamente porque ha quedado demostrado que no la tienen; porque son cacos de guante blanco».

Además recalca que «De producirse este indulto, sería también un autoindulto al PSOE», recordando que este Partido «fue el protagonista y el gran beneficiario del mayor caso de corrupción en la España democrática».

Deja un comentario