La portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha exigido al Gobierno de la Junta y al Estado español que, «de una vez por todas», protejan Doñana. La reclamación de la formación andalucista llega tras el aviso de la Comisión Europea sobre el descuido del parque.

«Otra vez las instituciones europeas le han puesto la cara colorada al Estado español y a la Junta sobre la gestión de los recursos hídricos en el entorno del Parque Nacional de Doñana que es Patrimonio de la Humanidad, reserva de la Bioesfera, un entorno único en el mundo, nuestra joya natural más preciada y nuestro santuario natural más valioso, que está siendo herido de muerte por la seca progresiva de sus recursos hídricos», ha lamentado Rodríguez.

Para la portavoz de Adelante, «tanto el Estado como el Gobierno de la Junta de Andalucía, han hecho una dejación de funciones en materia de aplicación del cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que exigía cerrar los pozos ilegales». Pero no sólo eso, sino que, además, «el Gobierno del PP ha hecho ostentación de prometer la extensión de los regadíos y la legalización de los regadíos ilegales en el entorno de Doñana».

«Nos parece que, en este caso, no existe una contradicción entre conservación del patrimonio natural y actividad económica vinculada a la agricultura, sino que la verdadera contradicción es entre la vida hoy y la vida mañana, entre la posibilidad de mantener un equilibrio entre los recursos existentes y la actividad económica necesaria, con la que podamos tener el día de mañana».

Pide garantizar agua para el cultivo sostenible del futuro

Rodríguez ha insistido en que «estamos poniendo en duda la posibilidad de que las siguientes generaciones puedan seguir cultivando. Los onubenses y andaluces deben contar con recursos hídricos para continuar con la actividad agrícola de forma sostenible y, sin embargo, está puesta en cuestión constantemente esta relación por la irresponsabilidad de las administraciones que gestionan los recursos hídricos del Parque».

De esta manera, ha señalado «tanto la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, incapaz de cerrar los pozos ilegales del entorno, como a la Junta de Andalucía que, lejos de eso, lo que hace es animar a que haya nuevos pozos ilegales, fomentando además así la competencia desleal entre quienes tienen pozos ilegales y quienes han hecho bien las cosas y tienen sus regadíos en regla».

Por todo ello, Rodríguez espera que «al menos esta amenaza de sanciones sirva para que, de una vez por todas, se pongan las pilas las administraciones, tanto del Estado como de la Junta de Andalucía, para cerrar todos los pozos ilegales del entorno de Doñana y para que se cumpla lo aprobado por la Ley relacionado con el Plan de la Fresa y de la Corona Forestal de Doñana, que es la única herramienta que hoy por hoy podría garantizar un equilibrio entre la actividad agrícola y la supervivencia del Parque Natural de Doñana».

Finalmente, ha recordado que «la responsabilidad mínima de un gestor público es legar a las siguientes generaciones un patrimonio natural en las mejores condiciones posibles y, en este caso, por puro electoralismo se está poniendo en cuestión el mañana de los recursos hídricos de Andalucía, el mañana de nuestra joya natural más preciada que es Doñana».

Deja un comentario