Si la sanidad andaluza pública fuese un paciente tendría una enfermedad crónica. Es lo que dicen las Mareas Blancas. La manifestación simultánea en las ocho capitales de provincia protagonizada el sábado 19 de febrero por los profesionales sanitarios ha puesto, una vez más, el foco de atención en la sanidad pública en Andalucía. Unas concentraciones ciudadanas, organizadas por los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO y respaldadas por partidos políticos, colectivos sociales y plataformas, que echaron a la calle a más de 19.000 personas -según cifras de la Policía- y hasta 75.000 según los convocantes. 

«Es evidente que la situación de los servicios sanitarios ha empeorado mucho en los dos últimos años», afirma Sebastián Martín Recio, portavoz de la Coordinadora Andaluza de Mareas Blancas, en el último episodio del podcast Hablando en Andaluz. «Si pusiéramos el símil de un enfermo, la sanidad andaluza parte de la base de un paciente que ya tenía una enfermedad crónica: la insuficiencia presupuestaria. Lleva así más de una década, desde el año 2009, con recortes muy duros. Y con un agujero de unos 12.000 millones de euros de la época de gobierno del PSOE».

CONTENIDO PARA SOCIOS

Puedes hacerte socio o registrarte gratis desde aquí.

Si ya eres socio o estás registrado inicia sesión

Avatar

Antonio Campos

Periodista. Dirige Hablando en Andaluz