La ONCE va a dedicar el sorteo del próximo 28 de febrero al Día de Andalucía. Cinco millones de cupones llevan como imagen la fachada y balcón principal del Palacio de San Telmo con la bandera andaluza.

El delegado de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, y la presidenta del Consejo, Isabel Viruet, han presentado hoy este cupón al consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa de la Junta de Andalucía, Antonio Sanz. A la presentación han asistido los directores de la ONCE en Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla y los vicepresidentes del Consejo Territorial.

Martínez se mostró «muy feliz de compartir con toda España el orgullo de ser andaluz a través de un instrumento tan querido y respetado por todos como es el cupón de la ONCE». A su juicio, este cupón del 28-F «es toda una declaración de amor por Andalucía».

«Los andaluces -dijo en otro momento- tenemos muchas razones para sentirnos orgullosos de las conquistas sociales que hemos ido logrando en estos 40 años de Autonomía, los de mayor progreso en siglos, y orgullosos de una tierra  emprendedora que es punta de lanza en investigación e innovación y que debe ser también líder en la reducción de las desigualdades y en inclusión», sostuvo Cristóbal Martínez.

«Igual que Andalucía es el motor de la ONCE en España, Andalucía puede y debe ser la locomotora del desarrollo y la cohesión de nuestro país -añadió el delegado de la ONCE-. Y para ese empeño necesitamos la suma de todos, sin excepciones, ni discriminaciones, en el afán común de conseguir una Andalucía líder también en términos de igualdad social. Para que sea también un referente en España y en Europa en inclusión. Y ese liderazgo se construye -subrayó-, desde la unidad de acción y el consenso político confiando siempre en las capacidades de las personas más allá de sus limitaciones».

El acto, celebrado en el Patio de las Columnas de Palacio de San Telmo, ha concluido con la interpretación del himno de Andalucía a la guitarra por Roman Zaiachkiuskyi, un joven con discapacidad visual grave, huido de la guerra de Ucrania y vendedor de la ONCE desde hace dos meses en Málaga. Desde su llegada a España Roman ha recibido los servicios de rehabilitación y de tiflotecnología de la ONCE, ha continuado con su formación de guitarra con el profesor Sergio Molido, afiliado a la ONCE, ha aprendido español, se ha formado como vendedor y se ha incorporado a la venta desde el pasado mes de diciembre mientras continúa con sus estudios de música clásica en la Academia Nacional de Música de la ciudad ucraniana de Lviv. En su intervención, Cristóbal Martínez puso a Roman como ejemplo del compromiso de solidaridad del Grupo Social ONCE con su apoyo a Ucrania.

Deja un comentario