El Presidente de la Junta de Andalucía Moreno Bonilla ha decidido empezar el curso político de una manera muy singular. El suavon del presidente que se vendía en las elecciones como un gestor de ideologia moderada y buenas maneras ( además de una sonrisa de yerno perfecto de anuncio) ha demostrado lo que muchos ya sabíamos. Que su modelo de sociedad andaluza es tremendamente ideológica y que gobierna para una determinada clase social. Y no es la clase trabajadora.

Moreno Bonilla sigue los pasos de Ayuso y plantea bajadas de impuestos que contrariamente a lo que se piensa no benefician de la misma manera a la mayoría social andaluza. Estas bajadas benefician por una parte al 0.2 % de la población y por otra parte benefician más a los que más tienen y perjudican más a quien menos tienen.

CONTENIDO PARA SOCIOS

Puedes hacerte socio o registrarte gratis desde aquí.

Si ya eres socio o estás registrado inicia sesión

Eugenio Ponce

Eugenio Ponce, politólogo con gafas. Gaditano itinerante y miembro de la coordinadora Nacional de Adelante Andalucía. En Twitter: @eugenioponce