Imagen recurso de dos agentes de CNP
Imagen recurso de dos agentes de CNP

La Policía Nacional de Málaga detuvo la pasada semana a una joven de 21 años por presuntos malos tratos «continuados» a su bebé de 15 meses. Ha ingresado a prisión tras pasar por disposición judicial.

Según fuentes policiales a Europa Press, el pasado 1 de noviembre, varios testigos vieron como la joven supuestamente pegaba a un bebé en plena calle, por este motivo se avisó a la policía. Tras la intervención de la Policía Local, se dio traslado a la Policía Nacional, arrestándose así a la joven y a la pareja sentimental «porque no intervino para nada» mientras sucedían los hechos. Él, posteriormente, fue puesto en libertad.

Quién recibió la voz de aviso sobre lo que estaba sucediendo fue la Policía Local, que acudió al domicilio a ver cómo se encontraba la pequeña. Tras que la madre les diese paso, comprobaron también que el estado de la vivienda no era el adecuado debido a la suciedad que se encontraba.

La bebé fue trasladada a las Urgencias del Hospital Materno Infantil para su examinación. Los pediatras observaron algunos hematomas y que mostraba dolor en diversas partes del cuerpo, además de la falta de higiene.

A raíz de todo lo sucedido, la policía arrestó a la madre de la niña y la llevaron hasta la Comisaría de Policía Nacional, donde el Grupo de Menores (Grume) continúa la investigación. El padre de la criatura también fue arrestado, poniéndole el juez con posterioridad en libertad.

Deja un comentario