Selectividad 2020 en la UPO. / SA.

El curso universitario arranca este lunes en Andalucía con la vuelta de la presencialidad a las aulas como principal factor relevante tras un curso y medio con clases online. El rey Felipe VI, junto con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el ministro de Universidades, Manuel Castells, han inaugurado el inicio del curso 2021/2022 en la Universidad de Córdoba.

En dicho acto, el presidente de la Junta recalcaba que este curso universitario «ha de ser el de la recuperación de la mayor normalidad posible», ya que «En Andalucía, de la población de 19 a 24 años, el 75,8% tiene ya la pauta completa de la vacuna. Será cuestión de días que se alcance el 100%».

Máxima presencialidad en el curso universitario en Andalucía

Paralelamente, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha celebrado que se haya podido retomar la presencialidad total en los campus, después de que el Comité Regional de Alto Impacto en Salud Pública haya autorizado esta semana que la docencia en las aulas se organice con el criterio de presencialidad máxima del alumnado. En ese contexto, ha incidido en que, «a diferencia del curso anterior, este 2021-2022 estará marcado por la inmunidad de docentes, investigadores, estudiantes y Personal de Administración y Servicio», ha dicho.

Según se desprende de los datos del último Informe de vacunación covid-19 elaborado por la Consejería de Salud y Familias, en colaboración con el IECA, para el grupo de 18 a 24 años -en edad de cursar estudios universitarios-, el porcentaje de cobertura con una dosis es del 84% y del 77% para la pauta completa.

No obstante, ha hecho un llamamiento al compromiso y la responsabilidad de todos para seguir cumpliendo las medidas de protección.

Aumento en la financiación

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades ha incrementado la financiación de las universidades públicas andaluzas, vía transferencias, casi un 11% en 2021 respecto a 2018, al superar los 1.500 millones de euros. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero Rogelio Velasco durante la apertura del año académico de la Universidad de Sevilla, donde ha subrayado que Andalucía es la comunidad que más gasta en educación universitaria respecto a su PIB, experimentando la mayor subida en los dos últimos años.

En su discurso inaugural, ha explicado Velasco que el peso del presupuesto global de las universidades públicas andaluzas en el PIB regional ha pasado de representar en 2018 el 1,07% a suponer en 2020 el 1,28%. En esos recursos ha sido clave, según ha puntualizado, el aumento de la financiación procedente de los presupuestos de la Junta, unos recursos que se complementan con los ingresos propios de estas instituciones. Ese porcentaje sitúa a la comunidad por delante de Valencia (0,9%), Madrid (0,7%) y Cataluña (0,6%), que se han mantenido prácticamente igual. «Todo ello a pesar de ser una región perjudicada con el sistema de financiación autonómica y de poseer un PIB per cápita un 26% inferior a la media española», ha apostillado.

El titular de Transformación Económica ha señalado que «desde el primer año de legislatura se vienen haciendo esfuerzos ímprobos por mejorar el sistema público universitario, pese a estar sufriendo una de las mayores crisis económicas». A ese propósito responde el nuevo modelo de financiación aprobado, que «garantizará mayor estabilidad y suficiencia económica para el desarrollo eficiente de su función académica, científica y social, en el que prime la excelencia y el rendimiento», según ha indicado. Para Velasco, este instrumento constituye «el mejor de los modelos» para un sistema de tal envergadura como el andaluz, con unos 245.000 alumnos y diez universidades tan heterogéneas en dimensión, especialización y estrategias.

En este contexto, ha remarcado que «el nuevo modelo asegura la sostenibilidad del sistema, cubrirá la Financiación Básica Operativa y fomentará aún más la formación de calidad, la investigación y la transferencia de conocimiento».

Asimismo, Rogelio Velasco ha apuntado que otro de los grandes retos que centra el trabajo de la Consejería de Transformación Económica en materia universitaria es el diseño del nuevo decreto de ordenación de las enseñanzas. «Lo estamos ultimando», ha matizado, aunque el documento verá la luz tras la aprobación del Real Decreto correspondiente que está tramitando el Ministerio de Universidades. La nueva normativa que prepara la Junta responde al objetivo de lograr un marco universitario público más realista, competitivo y atractivo, que actualice la oferta académica y la acerque a las demandas actuales, «ganando así en eficiencia y eficacia», ha afirmado el consejero.

Apuesta por la investigación

Rogelio Velasco ha centrado parte de su intervención en la relevancia de la investigación y la innovación, asegurando que la inyección de recursos públicos al sistema andaluz del conocimiento constituye una de las prioridades de esta legislatura.

Desde 2019, la Consejería ha destinado cerca de 310 millones de euros a fomentar la investigación, a mejorar la dotación de recursos humanos e infraestructuras y al fortalecimiento institucional del sistema andaluz del conocimiento. De ese montante, las universidades se han beneficiado de 265 millones a través de diferentes ayudas, captando la Universidad de Sevilla una cuantía de 57,3 millones, el 22%.

Antes de que finalice el año está previsto el lanzamiento de una nueva convocatoria a proyectos de I+D+i, que contará con 38 millones de euros; y otra edición del Programa Emergia, que estará dotada con 15,7 millones de euros y que permitirá la incorporación de 60 nuevos investigadores. En dos años, Andalucía habrá logrado captar un centenar de investigadores de primer nivel, que pondrán su talento y excelencia al servicio de las universidades.

En este campo de la I+D, el consejero de Transformación Económica ha puesto de relieve el papel desempeñado por la Universidad de Sevilla y su implicación en la transferencia de conocimiento con el sector empresarial. «La Hispalense es uno de los agentes más activos en este sentido», ha subrayado. Para refrendarlo se ha referido al Centro de Innovación Universitario de Andalucía-Algarve-Alentejo (CIU 3A), un espacio que impulsa Transformación Económica con esta universidad y junto a otros centros de investigación portugueses. Esta iniciativa tiene como objetivo fomentar iniciativas emprendedoras en el campo de la industria 4.0, la logística, los materiales y la sostenibilidad.

Velasco ha llamado también la atención sobre la calidad y el prestigio de la docencia impartida por la Universidad de Sevilla. «Pese a las dificultades, sigue llevando la educación superior andaluza a los más altos estándares de calidad», ha indicado. La nueva edición del QS World University Ranking sitúa a esta institución en el top del 42% mundial, escalando 30 posiciones respecto la edición anterior. Además, en el ránking de Shanghái, vuelve a destacarse, por tercer año consecutivo, como una de las 500 mejores universidades del mundo.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.

Deja un comentario