Guardia Civil. Archivo

La madrugada de este lunes, un matrimonio de Albuñol, en la provincia de Granada, ha aparecido muerto con heridas de escopeta. La Guardia Civil se encuentra investigando el caso como un posible crimen machista, la principal hipótesis de las fuerzas de seguridad es que el hombre de 60 años acabó la vida de su mujer usando una escopeta, de 51, para posteriormente acabar con su vida con la misma arma.

Alrededor de la una de la madrugada, vecinos del matrimonio alertaron a los servicios de emergencia de que se produjeron tres disparos en la vivienda de la pareja. Uno de los cuatro hijos mayor de edad del matrimonio encontró los cuerpos sin vida casi paralelamente a la Guardia Civil.

Los cuerpos del matrimonio, muy conocido en la localidad granadina, fueron levantados alrededor de las cuatro de la mañana y trasladados al Instituto de Medicina Legal, donde está previsto que se les practique la autopsia este martes y se confirme la hipótesis de la Guardia Civil.

No existían denuncias previas de violencia de género en el matrimonio ni la víctima estaba inscrita en el sistema de seguimiento integral de casos de violencia de género pero sí que parece ser que se encontraban en proceso de separación, según comenta Pedro Fernández, delegado del Gobierno en Andalucía.

Tras este suceso, que sería la víctima número 25 de violencia de género en lo que va de año, el Ayuntamiento de Albuñol ha decidido suspender las fiestas patronales y debatirá en la junta de portavoces la convocatoria de tres días oficiales de luto por la mujer asesinada.

Deja un comentario