La Junta de Andalucía ha ampliado hasta el 31 de marzo el plazo para presentar las ayudas para la transformación digital de las pymes, unos incentivos en especie que busca impulsar la modernización de los negocios de la región en la era digital mediante consultorías personalizadas. Sevilla es a día de hoy la provincia más activa tanto en número de solicitudes formalizadas como en empresas y autónomos que ya han accedido a este programa cofinanciado al 80% por los fondos FEDER (Fondos Europeos). Actualmente 160 pymes sevillanas lo han solicitado y 78 se encuentran inmersas actualmente en el proceso de digitalización.

A estos incentivos pueden acceder cualquier autónomo o pequeña y mediana empresa de menos de 250 trabajadores que tenga actividad en Andalucía y se conceden por orden de llegada. Hasta el momento se han recibido más de 670 solicitudes, de las que el 42% ya se encuentran inmersas en este asesoramiento.

La convocatoria cuenta con un presupuesto global de 2,9 millones de euros, del que ya está comprometido más de la mitad. Las solicitudes deberán cumplimentarse telemáticamente a través de este enlace y en la página web http://lajunta.es/ayudastdpada se encuentra recogida toda la información disponible acerca de estas ayudas. 

La digitalización y la ciberseguridad

Recientemente se ha ampliado el número de acciones que se abordan, con especial foco en la ciberseguridad, y en tecnologías habilitadoras y disruptivas, como la inteligencia artificial, la tecnología de fabricación aditiva, la robótica de servicios o la realidad aumentada. Además de seguir contemplando las necesidades de negocio básicas como la estrategia de papel cero, la presencia web, la geolocalización, la facturación electrónica, la gestión del dato y el marketing digital.

Hasta finales de marzo permanecerá abierto el plazo para solicitar la consultoría de relación con la clientela, un servicio cuyo objetivo se centra, según ha comunicado la Junta de Andalucía, en ayudar a impulsar las ventas y mejorar la relación con los clientes. Durante cinco meses, las pymes podrán potenciar su presencia en internet y redes sociales, aprender a atraer y fidelizar a su público objetivo con herramientas de marketing, e implementar soluciones tecnológicas que les ayuden a conocer y gestionar mejor a su clientela. 

Deja un comentario