Juanma Moreno elimina el Impuesto de Patrimonio / EA

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha señalado como uno de los objetivos principales «proteger a la economía andaluza y a las familias de los tiempos inciertos que vivimos marcados por la subida de la inflación, de los costes energéticos o de los carburantes», a la vez que ha asegurado que este camino pasa por «quitar obstáculos y aliviar cargas para atraer más actividad, más empleo y mayores oportunidades para los andaluces».

Moreno, que ha firmado este miércoles en el Palacio de San Telmo el Decreto ley que establece la sexta bajada de impuestos en la comunidad andaluza, ha afirmado que con ella se pretende que ésta siga siendo el foco de atracción de nuevas oportunidades que impulsan la actividad económica y el empleo.

Impuesto de Patrimonio e IRPF

De este modo, ha aseverado que esta nueva reforma fiscal, que dejará 360 millones extras en los bolsillos de los andaluces y que sumados a los 540 millones de las anteriores bajadas supone un total de 900 millones, tiene tres ejes principales que son la bajada del IRPF, la bonificación del 100% al Impuesto de Patrimonio y la suspensión del canon del agua.

En relación con el primero punto, ha explicado que una de las medidas que se van a adoptar es deflactar los tres primeros tramos de la tarifa autonómica en un 4,3%, algo que no se ha hecho en ninguna comunidad autónoma. Así, ha apuntado que para ayudar a las familias no se aplica ningún impuesto a las subidas de los sueldos por lo que aquellos andaluces que cobren un poco más por el IPC pagarán los mismos impuestos a la Junta y los que no vean aumentados sus sueldos pagarán un poco menos gracias a la deflactación. Además, se eleva el mínimo personal y familiar un 4,3% que está exento de tributación.

«Queremos que los andaluces dispongan de este dinero mes a mes y por eso pedimos al Gobierno de España que modifique la normativa estatal de retenciones. Si no los andaluces tendrán que esperar a junio cuando realicen la declaración del IRPF de 2022», ha añadido.

En cuanto al Impuesto de Patrimonio, ha subrayado que se trata de un «impuesto anacrónico que no existe en ningún país de la Unión Europea» y ha manifestado que con su supresión se busca atraer más inversores a la comunidad andaluza porque ello «se traduce en generación de riqueza y de empleo».

Deja un comentario