sae

La tasa de pobreza y exclusión social en Andalucía, que en 2020 se situó en el 35,1 %, pasa ahora a ser del 38,4 % registrando así el incremento más pronunciado entre el conjunto de CCAA, según un estudio de UGT Andalucía. Solo Extremadura (39,1 %) obtiene una tasa peor y si se tiene en cuenta que el tercer lugar lo ocupa Canarias (38,3 %) la vinculación de la misma con los problemas de desempleo resulta evidente. Históricamente, son las tres regiones con las tasas de paro más alta. Tan alarmante es la situación que el porcentaje de población andaluza en riesgo de pobreza y exclusión social supera en once puntos la media estatal.

En cuanto al porcentaje de andaluces con problemas de carencia material severa, en Andalucía se ha situado en el 10,2 %, 2,2 puntos por encima del dato del año anterior. Otros indicadores especialmente relevantes son también:

Casi el 7 % de la población andaluza no puede permitirse un plato de carne o de pescado al menos cada dos días. El 18 % no pueden permitirse mantener sus viviendas en unas condiciones climáticas adecuadas. 42 de cada 100 andaluces no tienen capacidad alguna para afrontar gastos imprevistos.

Más del 15% de la ciudadanía andaluza, a lo largo del pasado año, ha tenido algún retraso en el pago de los gastos relacionados con la vivienda habitual (hipoteca o alquiler, recibos de gas, electricidad, comunidad…).

A raíz de estos datos de pobeza en Andalucía, desde el sindicato UGT aseguran que «no podemos asumir la pobreza como algo intrínseco o propio de nuestros modelos de sociedad».

Deja un comentario