El 20 de abril de 1992, y con una puntualidad nórdica, quedaba inaugurada en Sevilla la Exposición Universal. Recordada y añorada, la Expo puso a la ciudad andaluza ante los ojos de todo el mundo, proyectando modernidad y proyectando futuro.

Futuro que ya ha llegado. Porque han pasado 30 años y hoy nos preguntamos: ¿Qué queda de aquella Expo que debía cambiar para siempre Sevilla? ¿Lo ha conseguido? ¿Cuál es su legado?

CONTENIDO PARA SOCIOS

Puedes hacerte socio o registrarte gratis desde aquí.

Si ya eres socio o estás registrado inicia sesión

Avatar

Antonio Campos

Periodista. Dirige Hablando en Andaluz