Miembros de la Banda musical de Las Tres Caídas de Triana junto a la compañía de Salvador Távora representaron Carmen el 12S / Las Tres Caídas
Miembros de la Banda musical de Las Tres Caídas de Triana junto a la compañía de Salvador Távora representaron Carmen el 12S / Las Tres Caídas

Fue la única compañía que representó su espectáculo el día después del desastre: el 11S, el 11 de septiembre de 2001, varios miembros de la Banda de las Tres Caídas de Triana estaban en Nueva York para representar la ópera Carmen junto a la compañía de Salvador Távora. Iban a ir al World Trade Center temprano, pero se retrasaron porque alguno se quedó dormido… Así empezó para estos sevillanos el día del peor atentado de la historia.

Desde el perfil de Twitter de la Banda han publicado un hilo que ya es viral en el que explican cómo David García, José Alberto Ramayo y Manuel Jiménez vivieron el 11S y cómo llegaron a ser parte del único espectáculo que levantó el telón el día después.

Habían llegado el 9 de septiembre e iban a poner en escena Carmen en el New York City Center, en Broadway. El ensayo general era el 10 y el 11 planeaban ir nada más levantarse a las Torres Gemelas, pero cuando finalmente estuvieron en planta, ya había noticias negras cruzando Nueva York: una «avioneta» se había estrellado en el World Trade Center.

«Al llegar a la Quinta Avenida pudimos ver las torres en llamas y la inmensas columnas de humo que salían de ellas. La sorpresa y el horror que vivimos es indescriptible, el centro de Nueva York estaba completamente paralizado, nadie daba crédito a lo que sucedía», narran esde las Tres Caídas; «el pánico se adueñó definitivamente de las calles». En medio de lo que definen como un «cóctel de terror», vieron cómo los dos rascacielos se derrumbaban ante sus ojos.

Tras horas en las que no pudieron siquiera contactar con sus familiares para hacerles saber que estaban bien, una vez que el caos tras la tragedia comenzó a calmarse, quedaba saber qué ocurriría con Carmen, la ópera que habían cruzado el océano para representar el día 12. «Rudolph Giuliani, alcalde de la ciudad, animó a representar los espectáculos. Salvador decidió hacerlo sin cobrar entrada para que entrara todo el que quisiera».

El teatro, de 2500 asientos, se llenó. «Asistió la crítica y el cónsul español Emilio Casinello», «nuestro espectáculo fue el único que se pudo representar en Nueva York el 12 de septiembre». El «lleno absoluto» se repitió en cada una de las funciones.

Ponían así música estos sevillanos a una Nueva York herida, en un viaje que ninguno de ellos podrá olvidar. «Seguimos pidiendo a nuestro Stmo. Cristo de las Tres Caídas y a nuestra Virgen de la Esperanza», cerraban el hilo desde la Banda, «por todas las víctimas que a día de hoy siguen sufriendo ese 11S».

Deja un comentario