La Junta Electoral de Andalucía ha comunicado hoy a la Comisión Promotora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la Bajada de Ratios Escolares que la iniciativa ha superado el trámite de 40.000 firmas validadas y, por tanto, se debatirá en el Pleno del Parlamento.

El pasado 11 de agosto, las organizaciones y colectivos que forman parte de la Campaña de ILP para la Bajada de Ratios Escolares entregaron en el Parlamento 52.846 firmas. A partir de ese momento, la Oficina del Censo Electoral ha estado revisando las firmas y comprobando que cumplen con los duros requisitos exigidos por la ley. Para que una ILP pase al trámite de debate parlamentario debe estar avalada por, al menos, 40.000 firmas validadas de electores de Andalucía. Esta misma mañana, la Junta Electoral de Andalucía ha informado de que este trámite se ha superado y que la ILP se debatirá en el Parlamento.

A partir de ahora, se abre un plazo de seis meses en el que la Mesa del Parlamento debe elevar la iniciativa legislativa al Pleno e iniciar el trámite de debate para la modificación de la Ley de Educación de Andalucía y la inclusión de la bajada de ratios en todos los niveles educativos y en la atención al alumnado con necesidades especiales.

Esta noticia se produce cuando se cumple justo un año desde la presentación del texto de la ILP para la Bajada de Ratios Escolares en el registro del Parlamento de Andalucía. Tras superar diferentes obstáculos y trámites administrativos, la comunidad educativa andaluza estuvo durante toda la primavera recogiendo firmas en los centros educativos y en mesas informativas en pueblos y barrios de toda Andalucía. El mayor obstáculo se planteó cuando, en pleno verano, la Mesa del Parlamento negó a la ILP la prórroga del plazo que siempre se había concedido a este tipo de iniciativas.

Con esta decisión, sin precedentes en la historia parlamentaria andaluza, se recortó el plazo de recogida de firmas en dos meses. La reacción de familias y docentes fue la organización de decenas de mesas, incluso en las playas, consiguiendo recoger miles de firmas en pocos días. Finalmente, el 11 de agosto, se entregaron en el Parlamento las 52.846 firmas recogidas en tiempo récord.

Ahora se abre una nueva fase, en la que todos los grupos parlamentarios tendrán que posicionarse respecto a la inclusión o no de la bajada de ratios en la legislación educativa andaluza. El PP, con mayoría absoluta, deberá decidir si frente al descenso de la natalidad continúa imponiendo la eliminación de clases públicas o escucha el clamor de la comunidad educativa y apuesta por la bajada de las ratios escolares, como ya han hecho otras comunidades autónomas.

Deja un comentario