Retirar la nueva ley a cambio de un proyecto estratégico para los regantes de Doñana. Es la propuesta lanzada por el secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, a los partidos que conforman el Gobierno autonómico en Andalucía. El objetivo es evitar las sanciones anunciadas por la UE en caso de seguir adelante esta nueva normativa aprobada en el Parlamento andaluz y que pretende regularizar casi 1.500 hectáreas en el entorno del Parque Natural.

«No compensa, no es la solución y sí un problema evidente», ha insistido Santiago en referencia a la ampliación de los regadíos en la zona norte del entorno de Doñana. «Es claramente contraria a la ley», ha recordado.

CONTENIDO PARA SOCIOS

Puedes hacerte socio o registrarte gratis desde aquí.

Si ya eres socio o estás registrado inicia sesión

Avatar

Antonio Campos

Periodista. Dirige Hablando en Andaluz