Endesa Energía envió a un usuario un recibo en el que pretendía cobrarle el equivalente a 28 años de consumo de luz. Frente a los 74 kilovatios hora (kWh) consumidos realmente en los dos meses que abarcaba el periodo de facturación, la comercializadora le imputó 13.928 kWh. Tras la actuación de FACUA Cádiz, la eléctrica ha reconocido el error que cometió al facturar y ha anulado los cerca de 3000 euros de luz que le facturó de más.

En los recibos de electricidad de Endesa Energía -la comercializadora de mercado libre del grupo- aparece el total de kWh consumidos en cada tramo horario que registraba el contador tanto en la última lectura como al finalizar el anterior periodo de facturación. Ambas cantidades se restan y el resultado es el número de kWh que se facturan.Sin embargo, la eléctrica plasmó en el recibo un extraño cruce de datos.

Según la información que aparecía en la factura que recibió Francisco Javier Amate Raposo, su contador indicaba el mismo consumo en horario valle en la última lectura que dos meses atrás, mientras que en horario punta -el más caro-, había pasado de marcar 145 a 14.073 kWh. En cuanto al horario llano, no se mostraba ningún dato. «El recibo se elevaba a 2702 euros, pero Endesa no pudo cobrármelo porque no tenía ese dinero en mi cuenta bancaria», relata el afectado.

«Tengo un piso pequeño en el que apenas estoy porque trabajo por toda España», cuenta Francisco Javier, «por lo que mi factura bimestral rondaba habitualmente los 40 o 50 euros de luz». El usuario llamó a la distribuidora, E-Distribución, también propiedad de Endesa, donde le indicaron que su consumo durante ese periodo fue en realidad de solo 74 kWh.

Sin embargo, desde la comercializadora de Endesa contestaban siempre a sus reiteradas reclamaciones asegurándole que no había ninguna anomalía en su recibo. «Me decían que lo que me facturaron equivalía al gasto que había tenido pese a que nadie se paró comprobar si se trataba de un error en el contador o en la forma de plasmar los datos en la factura», afirma.

Después de analizar la información, el equipo jurídico de la organización envió un escrito de reclamación a Endesa para que anulase la factura y emitiese otra con el consumo correcto. En él señaló que el recibo indicaba un consumo tan elevado que resultaba obvio el error, más allá de que era muchísimo más alto que en los periodos de facturación anteriores.

Al cabo de unos días, la comercializadora contestó a FACUA Cádiz reconociendo por fin el error. Así, procedió a aular la factura de 2702 euros y a emitir otra nueva con los 74 kWh que había consumido realmente Francisco Javier, 188 veces menos.

Deja un comentario