Juana Rivas junto a sus hijos/ Captura TVE

El Consejo de Ministros aprueba este martes el indulto parcial a Juana Rivas, la madre granadina que escapó con sus hijos y que fue condenada a dos años y seis meses de prisión. Ahora, con el indulto parcial, la pena impuesta se reduce a la mitad. Rivas solo tendrá que cumplir un año y tres meses. Además, se le conmutará la pena de inhabilitación para ejercer la patria potestad por otra de 180 días de trabajos a la comunidad.

El juez titular del Juzgado de lo Penal 1 de Granada condenó a Juana Rivas en julio de 2018 a cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores. La pena original ya había sido reducida por el Tribunal Supremo en abril de 2021. Tras esa sentencia, el abogado de Rivas presentó ante el Gobierno la solicitud de indulto, que acaba de ser concedido parcialmente.

Él mismo ha explicado que con esta rebaja, a su cliente le queda algo menos de diez meses por cumplir, por lo que «si el juez es razonable le aplicará la suspensión de la pena, toda vez que es su primer delito es un delito incruento y, por supuesto, ha satisfecho la responsabilidad civil», en referencia a la indemnización de 12.000 euros que debía pagar a Francesco Arcuri, su exmarido.

Este indulto, no obstante, queda condicionado «a que no cometa el mismo delito por el que fue condenada en un plazo de cuatro años desde la publicación del decreto», explican fuentes del Gobierno. Además, este medida busca «respetar» el informe previo emitido por el Tribunal Supremo.

Descartado el indulto total

El pasado 4 de noviembre, el Pleno de la Sala Segunda del Tribunal Supremo se pronunciaba y descartaba por unanimidad apoyar la concesión del indulto total a Juana Rivas. El informe era preceptivo pero no vinculante. El Gobierno debía contar con el dictamen obligatorio del tribunal sentenciador, en este caso el Tribunal Supremo, que dictaba unos meses atrás una sentencia firme, pero su decisión no era de obligado cumplimiento para el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Desde el pasado junio, Rivas cumple condena en su casa con control telemático al acceder a un tercer grado directo que le permitió abandonar el Centro de Inserción Social (CIS) Matilde Cantos de Granada donde ingresó en inicio de forma voluntaria.

El Gobierno, finalmente, ha optado por el indulto parcial, en línea con lo que solicitaron la mitad de magistrados del Supremo. Gracias a esta medida los dos niños podrán volver a estar con su madre. Además, el gobierno ha considerado «el interés superior de los menores y las circunstancias vitales de todos los afectados». Destacan también que la granadina ha respetado siempre el régimen de visitas, e hizo frente al pago por daños patrimoniales de 12.000 euros que le solicitó el juez.

Los abogados de Rivas indican que «el próximo paso» es el juicio por la custodia en Italia, el próximo 19 de noviembre. «El indulto parcial supone un enorme refuerzo para nuestras pretensiones», señalan

Alba Canovaca

Alba Canovaca

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.

Deja un comentario