Almonte CEPER GINER de los Ríos

A por otros 40 años de cambios en Andalucía

¿Cómo será Andalucía dentro de otros 40 años? ¿Seguiremos teniendo autonomía? ¿Qué habrá mejorado? ¿Y si en vez de mejorar, empeora la situación? No tenemos las respuestas de estas preguntas, pero si echamos atrás la vista, podemos pensar que vamos a seguir mejorando. Debemos hacerlo.

Hace 40 años la sanidad, la seguridad, el trabajo, la situación de la mujer… todos esos temas que hoy nos parecen básicos para la sociedad y completamente asentados, no lo eran tanto.

Hace cuatro décadas era casi impensable que la mujer quien ocupase cargos directivos o que fuese independiente. Mucho menos se podía pensar que una mujer se encargase de llevar un sueldo a casa.

¿Y la sanidad? La calidad de vida de los andaluces ha mejorado mucho y una de las razones es la seguridad que da tener un servicio de sanidad público. Es algo que da una tranquilidad tremenda.

En cuanto a la seguridad ciudadana, solo hay que ver que nivel de confianza nos dan los cuerpos de seguridad del estado para ver que los andaluces apreciamos la labor de aquellos que velan por nuestro bienestar.

Pero ojo, las mejoras no solo tienen que llegar desde las instituciones públicas. Nosotros, los ciudadanos también tenemos que poner de nuestra parte y ayudar. Cambios de actitud, civismo, ecología…

Hoy visitamos Almonte, en la provincia de Huelva, nos vamos a encontrar con los alumnos del CEPER Giner de los Ríos. A pesar de que son las cuatro de la tarde, tenemos una quincena de alumnos.

Tenemos alumnos que solo rozan la treintena mientras que otros ya hace años que disfrutan de su jubilaron.

Fernanda ya hace algunos años que cumplió los 80. Ha vivido de primera mano los cambios experimentados por Andalucía: “En los últimos 50 años ha cambiado todo. Antes uno no podía estar gordo porque no había qué comer… Nadie tenía televisión, normalmente había una o dos en toda la calle y allí nos juntábamos para verla juntos, o desde la ventana. Yo ahora tengo mi teléfono móvil y cuando me llaman a veces no me da tiempo a cogerlo, pero sé usarlo”. No solo ha vivido esos cambios y se ha adaptado a ellos sino que parece dispuesta a seguir haciéndolo: “No tengo internet, pero lo voy a poner porque en la televisión, cuando ponen un programa que quiero ver pero no estoy en casa, me lo pierdo, y me han dicho que en internet eso no pasa, que lo puedo ver cuando quiera”.

Otras compañeras no han vivido tanto pero sí creen que en los últimos años el estatus de la mujer ha cambiado. Son chicas que vinieron desde Marruecos para trabajar y se han quedado porque aquí hay más oportunidades. “Hoy ya hay mujeres que son importantes y trabajan”.

Han sido unas décadas de gran mejoría para Andalucía, pero siempre se puede llegar más lejos. Les preguntamos a nuestros alumnos cómo piensan que estaremos en otros cuarenta años, pero se encogen de hombros. Es normal que dudemos, pero hay algo que tenemos todos muy claro, vamos a seguir mejorando. “Por fin televisión Española tiene una presidenta, aunque sea solo de manera transitoria” Nos dice Mari Carmen, profesora del centro. Esperemos que en los próximos años no nos sorprenda que una mujer tenga un alto cargo en un medio de comunicación, y mucho menos que nos sorprenda en un medio público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *